La Cartilla moral, de Reyes, no es una obra anacrónica: Javier Garciadiego

    Miércoles, 20 de marzo de 2019. - Noticias sobre: Alfonso Reyes

    Crónica
    por Reyna Paz Avedaño

    Hay dos versiones: una la que publica El Colegio Nacional y autorizada por el autor, y la que repartió AMLO y que fue vetada por el SNTE. Agrega el historiador. “No es un texto religioso”.

    Cartilla moral es un libro de consejos sobre el respeto y la civilidad que escribió el poeta Alfonso Reyes en 1944 y no una obra religiosa ni anacrónica como se la ha catalogado, señala en entrevista Javier Garciadiego, quien presentará el miércoles 27 de marzo en la Capilla Alfonsina la Cartilla moral editada por El Colegio Nacional.

    El historiador indica a Crónica que actualmente circulan dos ediciones de esta obra de Reyes: la que distribuyó gratuitamente el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y la de El Colegio Nacional con un costo de 30 pesos.

    “Es mejor la versión de El Colegio Nacional porque hay un prólogo que narra la historia de la Cartilla moral, y recupera documentos que cruzaron Alfonso Reyes, Jaime Torres Bodet y José Luis Martínez, y además tiene ilustraciones”, destaca Garciadiego. Sin embargo, lo más importante, añade, es que se retoma el texto que el propio Alfonso Reyes (Monterrey, 1889-Ciudad de México, 1959) autorizó para su publicación en 1959.

    “En cambio, el texto del presidente —el cual aplaudo—, retoma la edición que la Secretaría de Educación Pública (SEP) solicitó en 1991 y 1992 y que adaptó el editor José Luis Martínez. No es el texto original”, aclara.

    Otro punto a favor de la edición de El Colegio Nacional, agrega, es que contiene ilustraciones tomadas del diario y del archivo Alfonso Reyes, documentos que actualmente se exhiben en la Capilla Alfonsina (Benjamín Hill 122, Hipódromo Condesa, CDMX).

    “En la edición del presidente no veo por qué tiene que haber ilustraciones de Emiliano Zapata, Francisco I. Madero o de Cárdenas o Leonora Vicario, no son personajes de la Cartilla moral. Hubiera preferido una ilustración de Alfonso Reyes”, señala.

    Javier Garciadiego comenta que la Cartilla moral es un texto bien escrito, ático y muy griego. “Propone respeto al orden, a la sociedad, a los demás, a la naturaleza. Reyes habla de respeto y no de amor a la naturaleza ni al prójimo, lo cual sí sería más religioso”.

    El historiador destaca que este libro de consejos, o también llamado sapiencial, fue escrito siguiendo la tradición griega. “Reyes cita a pocos autores, aparecen Amado Nervo y González Martínez, pero el pensador que está detrás de la cartilla es Aristóteles, él es el hombre clásico por excelencia que ordena, clasifica y el gran fundador de la lógica y de la ética”.

    Cartilla moral nació a mitad del siglo XX por iniciativa de Jaime Torres Bodet, secretario de Educación, y de José Luis Martínez, secretario particular. Ambos pensaron en repartir una cartilla alfabetizadora que fuera acompañada de una cartilla moral que enseñara principios morales a las clases bajas, trabajo que le encomendaron a Alfonso Reyes en septiembre de 1944.

    “Alfonso Reyes escribió el texto en el fin de semana patrio de 1944, está consignado en su diario y en los documentos que ahora aparecen en la edición de El Colegio Nacional”, destaca Garciadiego. Pero el texto no se publicó.

    Años después, Reyes creó una colección que él mismo pagó: Archivo, ahí publicó 200 ejemplares de Cartilla moral en 1952. Por ello, El Colegio Nacional decidió reproducir esa edición. “La elegimos porque Reyes consigna que antes de dársela a García Cantú volvió a leer el texto y le hizo cambios menores respecto a la edición de 1952”.

    Cuando Alfonso Reyes murió aparecieron antologías que incluyeron Cartilla moral y el historiador Garciadiego destaca la hecha entre 1991 y 1992.

    “José Luis Martínez entró en contacto con el secretario de educación, Ernesto Zedillo, y acordaron publicar su adaptación de la Cartilla moral. ¿Qué le hizo Martínez? Le puso títulos a las lecciones, Reyes sólo las enumeró; le quitó la palabra cristianismo en las dos ocasiones que aparecía y en la parte de respeto a la naturaleza le introdujo el término ecológico para actualizarlo”, precisa.

    Esa edición que el historiador califica como “muy cercana a la original” fue vetada por el SNTE porque dijeron que era un texto que atentaba contra el Estado laico, que era anacrónico y que estaba fuera de contexto. Entonces el libro nunca circuló.

    Ahora, explica, esa versión es la que revivió AMLO cuando la repartió gratuitamente en un mitin en el Valle de Chalco, Estado de México.

    • • Noticias
    • • Multimedia
    • Ingresar

      Ingresar

      Usuario
      Password *
      Recordarme

    Ubicación

    Iztaccíhuatl # 10
    Colonia Florida, Del. Álvaro Obregón, 01030, Ciudad de México
    Conmutador: (+52 55) 5208 2526
    Correo electrónico: contacto@academia.org.mx

    La publicación de este sitio electrónico ha sido posible gracias al apoyo de:

    logo sep chlogo fproacademia