Publicaciones


    Colección Clásicos de la Lengua Española

     

    El cantar de mio Cid

    El cantar de mio Cid

    Edición, estudio y notas de Alberto Montaner; ensayo de Francisco Rico, y un ensayo introductorio de Margit Frenk.

    El Cantar de mio Cid es un poema épico de realismo singular, donde el primer plano de la creación literaria se incrusta en el telón de fondo de la historia, las costumbres y las instituciones medievales. En versos amplios y melodiosos, se narra la gesta de un infanzón prominente, Rodrigo Díaz de Vivar, para alcanzar de nuevo la gracia de su rey. Durante este proceso, el personaje mostrará la eficacia de la fuerza guerrera, pero también la de la estrategia militar, la prudencia y la negociación, herramientas fundamentales para triunfar en el horizonte multicultural de la España medieval. Sus habilidades como negociador en un plano público desembocarán en la siguiente cúspide narrativa del poema, de naturaleza privada, cuando los infantes de Carrión abusen de sus hijas en el robledal de Corpes y sean citados a juicio por el mismo rey de Castilla y León. Alberto Montaner examinó el manuscrito conservado con las técnicas más novedosas de análisis codicológico del momento para proponer un texto crítico fiable y riguroso. En sus notas a pie de página y notas complementarias, resume con una perspectiva crítica el vasto universo de la crítica cidiana, con muchas aportaciones originales. Las presentaciones de Francisco Rico y doña Margit Frenk aclaran la importancia de este cantar épico de frontera y arrojan muchas pistas al público lector sobre los itinerarios narrativos que pueden trazarse en este acercamiento a uno de los poemas más importantes de la literatura hispánica medieval.


    Grandeza Mexicana

    Grandeza Mexicana

    De Bernardo de Balbuena. Edición, introducción y notas de Luis Íñigo-Madrigal, prefacio de José Pascual Buxó, y ensayos críticos de Joaquín García Icazbalceta, Francisco Monterde y José Rojas Garcidueñas.

    Uno de los poemas cumbre de la poesía novohispana, donde se canta el deslumbramiento que provoca al autor el avistamiento de una urbe sin igual: la Ciudad de México. Se trata de un elogio a la ciudad, género antiguo de la literatura occidental, en el que se repasan tantos temas como cantos tiene: su conformación urbanística, la historia de sus edificaciones más emblemáticas, las causas de su riqueza, los oficios más prósperos y la piedad religiosa de sus habitantes, su patrimonio cultural y natural, las virtudes de los dos gobiernos, civil y religioso, la arquitectura piadosa ligada a sus órdenes y muchos temas más que enorgullecen a sus habitantes. Luis Íñigo-Madrigal usa una tipografía y disposición estrófica similar a la de 1604 para recuperar la experiencia de leer este magno poema en su primera edición, pero con una ortografía y puntuación familiar para el público lector actual. La edición se acompaña de un conjunto de notas que facilitan y animan la lectura. Un prefacio de don José Pascual Buxó contextualiza la obra dentro de la literatura novohispana y con los ensayos de don Joaquín García Icazbalceta, don Francisco Monterde y don José Rojas Garcidueñas se ilustra un camino de erudición que conduce hasta la crítica moderna en torno a este poema.


    La vida del Buscón

    La vida del Buscón

    De Francisco de Quevedo. Edición, estudio y notas de Fernando Cabo Aseguinolaza, con ensayo introductorio de Aurelio González.

    A veces hipérbole y a veces franca parodia de los libros previos de la picaresca, Quevedo deslumbra en esta obra por su ingenio exuberante. Cargada con todo el pesimismo de su época, esta obra se escribe como un mensaje represivo para los estamentos que aspiraban al ascenso social, pero al mismo tiempo dotada del fino ingenio que caracterizó al entretenimiento cortesano, donde igual coincidió la burla más delicada con la imagen más grotesca. A lo largo de sus divertidas páginas, acompañamos a don Pablos desde su infancia entre ladrones y verdugos hasta su madurez como aspirante a los beneficios de la corte, siempre con el telón de fondo de la vida cotidiana, donde a las pinceladas de realismo se suman muchas otras de humor negro y crítica social. Fernando Cabo Aseguinolaza recupera las lecciones del manuscrito B de La vida del Buscón, considerado hoy como el testimonio con más autoridad, y nos ofrece un nuevo texto de la obra, más acorde con la intención original de su autor. La minuciosa anotación revela línea a línea los sobrentendidos de la época y descubre para el público lector actual los intrincados vericuetos de un humor que se nutrió igual de la erudición libresca que de la cultura popular. El estudio introductorio de don Aurelio González propone las coordenadas básicas para adentrarse en este mundo nacido de la convergencia de una realidad sobrada que sirve de inspiración y una imaginación sin límites que la modela.


    Gramática sobre la lengua castellana

    Gramática sobre la lengua castellana

    De Antonio de Nebrija. Edición, estudio y notas de Carmen Lozano, ensayo introductorio de Ascensión Hernández Triviño.

    Según cuenta el mismo Antonio de Nebrija en el prólogo a la Gramática, cuando se encontró con los Reyes católicos en Salamanca, en abril de 1486, y la reina le preguntó cuál sería el provecho del esbozo que entonces le presentaba, fray Hernando de Talavera le arrebató la palabra para exaltar el valor que tendría una herramienta como ésta para imponer las leyes y la religión de España a otros reinos. En ningún otro espíritu de la época anidó una idea tan peregrina como la que Antonio de Nebrija llevó a cabo en esta empresa, publicada precisamente en 1492: la creación de una gramática, instrumento típico de la latinidad, para enseñar una lengua romance. Obra de madurez, esta gramática sintetiza los profundos conocimientos de un hombre de-dicado en cuerpo y alma al estudio del latín, en un marco de oportunidad. Nunca, como en ese momento, se le conferiría a la gramática tal importancia; prueba de ello es que no volvió a reimprimirse sino hasta 1780, en un contexto de bibliófilos y especialistas de la lengua. En esta edición crítica, Carmen Lozano rescata la edición príncipe y la complementa con una rica anotación que igual apunta hacia las fuentes latinas de Nebrija que hacia los comentarios de los editores más prestigiosos del siglo XX. La imagen de Nebrija como uno de los humanistas más importantes de su época se completa con las Paginae Nebrissenses, al cuidado de Felipe González Vega, acertada selección de su obra latina en una rigurosa edición bilingüe. El ensayo introductorio de doña Ascensión Hernández Triviño es la antesala que prepara al público lector para acomodar esta obra técnica y francamente extravagante en las coordenadas correctas del proyecto humanista de Nebrija y de la España de su tiempo.


    Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España

    Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España (tomos I y II)

    De Bernal Díaz del Castillo. Edición, estudio y notas: Guillermo Serés, ensayo introductorio de Miguel León-Portilla.

    En tiempos de las historias fingidas, la historia verdadera de Bernal se erige como una fuente testimonial singularísima de los primeros años del encuentro de dos mundos. Redactada y revisada en distintos momentos, hasta que en 1568, con setenta y tres años, su autor manda una copia al Consejo de Indias, la historia seduce de inmediato por su amena sencillez y su atención al detalle, por la vivacidad de sus anécdotas y la sostenida intención de dar a conocer un nuevo mundo cifrado por una otredad inquietante y de continuo inmerso en la maravilla. Aunque admira por la sinceridad de su testimonio, el atento rigor con el que se miran los detalles confiere a este título un legítimo lugar entre las primeras obras de genuina ficción literaria escritas en tierras americanas (ello, sin faltar a la verdad del hecho). El texto que presenta Guillermo Serés sigue el manuscrito Guatemala y aunque no es la primera edición crítica de esta obra (a la que anteceden otras dos muy atendibles, la de Carmelo Sáenz de Santa María, publicada en 1982, y la de José Antonio Barbón Rodríguez, en 2005), sí es la más legible en términos prácticos: dividida en dos volúmenes y oportunamente anotada, conduce al público lector por las aventuras de Bernal en un formato más compacto que el de sus predecesores y con un texto crítico fiable, fidedigno y despejado de complicaciones filológicas. La presentación de don Miguel León Portilla es una oportunísima puesta en diálogo de esta obra con su momento histórico y con otros textos de calado semejante, pero siempre con un ojo en la singularidad de la Historia verdadera, cuyo estilo abiertamente narrativo la acerca más al Quijote que a muchas de las crónicas del periodo.


    El águila y la serpiente

    El águila y la serpiente

    De Martín Luis Guzmán. Edición, estudio y notas de Susana Quintanilla - Edición crítica. Presentación de Jaime Labastida.

    Obra de complejidad estructural, unas veces concebida como novela y otra como un ensamble de géneros distintos, El águila y la serpiente exhibe desde su mismo título las terribles contradicciones que definen al espíritu mexicano, en cuyo escudo patrio se debate al mismo tiempo la serpiente rastrera con el águila majestuosa que domina los aires. Escrita en primera persona, con el propio autor como protagonista, esta novela repasa la extensa geografía de un México convulsionado por el torbellino de la Revolución. La suma de estos escenarios ofrece una radiografía de esta sociedad en pugna, donde ni ciudadanos ni políticos parecen tener por completo la razón, pero también cuadros inolvidables de seres humanos que pueden sustraerse a su condición histórica para convertirse en espléndidos estudios sobre la mentalidad moderna y sus contra-dicciones, entre el deber ser y el llamado del fraude y la impunidad de las clases políticas en formación. Repleto de perfiles de figuras de la historia nacional mexicana, la novela deslumbra por una imagen nítida del hombre moderno sometido a sus pasiones. Por primera vez en una edición crítica ampliamente anotada, Susana Quintanilla nos entrega el texto definitivo de la novela, acompañado por un registro minucioso de las versiones previas publicadas por el mismo Martín Luis Guzmán donde se demuestra que la efectividad e inmediatez aparentes de su prosa fueron el resultado de un martilleo constante sobre la frase. La presentación de Jaime Labastida traza los diferentes hilos conductores que unen a estas estampas variopintas y subraya los valores literarios de este clásico de las letras mexicanas, pero también de una literatura universal donde se plasman las contradicciones de la modernidad.

    • • Noticias
    • • Multimedia
    • Ingresar

      Ingresar

      Usuario
      Password *
      Recordarme

    Ubicación

    Iztaccíhuatl # 10
    Colonia Florida, Del. Álvaro Obregón, 01030, Ciudad de México
    Conmutador: (+52 55) 5208 2526
    Correo electrónico: contacto@academia.org.mx

    La publicación de este sitio electrónico ha sido posible gracias al apoyo de:

    logo sep chlogo fproacademia