Minucias del lenguaje - José G. Moreno de Alba, publicadas por el FCE.
EL VERBO asir significa 'tomar o coger con la mano', y, en general, 'tomar, coger, prender'. Se trata de un verbo irregular, ya que conjugado en la primera persona del singular del presente de indicativo y en todo el presente de subjuntivo su raíz adquiere una -g-: asgo, asga, asgas, asgamos, asgáis, asgan. Puede decirse que debido a estas irregularidades el verbo asir es defectivo, pues es un hecho que no se emplean ni en la lengua hablada ni en el español escrito las formas que tienen -g-. Tampoco las otras son de empleo común, aunque algunas de ellas pueden verse en textos escritos.
        En el español peninsular el verbo tener sustituye con mucha frecuencia a asir, sobre todo en la lengua hablada. Curiosamente, el verbo tener es aún más irregular que asir, pues además de que como él tiene la -g- de los presentes (tengo, tenga, etc.), cuenta con fuertes irregularidades en el pretérito (tuve), en el futuro (tendré), en el imperativo (ten), entre otras. Sin embargo es evidente que tener es un verbo absolutamente usual por todos los hablantes y asir no. Precisamente, la primera de las 23 acepciones que de tener registra el DRAE es 'asir o mantener asida una cosa'. Nadie dice hoy "ase la canasta" sino "ten la canasta".
        Sin negar que en el español mexicano se use también el verbo tener con el sentido de 'tomar, coger, prender', como en "tenme al niño mientras pago", me parece que es mucho más común el compuesto detener. Obsérvese que, de conformidad con lo que señala el DRAE, entre las acepciones de detener ('suspender una cosa, impedir, estorbar que pase adelante, arrestar, poner en prisión, retener, conservar o guardar, retardarse o irse despacio, suspenderse, pararse a considerar una cosa') no aparece la de 'asir'. Este valor, en el español de México, debe ser muy antiguo, pues ya a finales del siglo pasado lo consigna Félix Ramos y Duarte en su Diccionario de mejicanismos (1896). Creo que lo anotado entonces por ese lexicógrafo vale para nuestros días. Escribe Ramos y Duarte que en el Distrito Federal (probablemente hoy se emplea en todo el país) detener significa 'tener' y transcribe los siguientes ejemplos: "detenme mi sombrero mientras vuelvo", "¿puede usted detenerme este libro en las manos?" Hace en seguida la observación de que detener (en el español general) es 'sujetar' y tener es 'asir', lo que prueba con un texto de Lope de Rueda: "por tu vida ten, tenme esta espada".

Comparte este artículo

La publicación de este sitio electrónico es posible gracias al apoyo de:

Donceles #66,
Centro Histórico,
alcaldía Cuauhtémoc,
Ciudad de México,
06010.

(+52)55 5208 2526
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

® 2022 Academia Mexicana de la Lengua