Refranero mexicano - Herón Pérez Martínez
Es la situación contraria pero correspondiente a la del refrán "para caballo duro, bozal de seda" (F. 116): en ambos casos la sentencia es "bozal de seda". Tiene la forma de una receta estructurada según el esquema del mal remedio. El refrán se refiere, en este caso, al caballo suave de boca y , por tanto, dócil a la rienda. De él se dice lo mismo que en el caso del caballo rebelde: trato suave. Por tanto, caballo duro o caballo suave, bozal de seda. Se aplica tanto a situaciones de rebeldía como de docilidad para recomendar la pedagogía del buen trato.

Bibliografía

  • El libro del charro mexicano. 3ª ed. México, Porrúa, 1960. 335 pp.

Comparte este artículo

La publicación de este sitio electrónico es posible gracias al apoyo de:

Donceles #66,
Centro Histórico,
alcaldía Cuauhtémoc,
Ciudad de México,
06010.

(+52)55 5208 2526
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

® 2022 Academia Mexicana de la Lengua