La calle 'de' Madero

    Del uso y abuso que tenemos los mexicanos de la preposición de: “vi la película de Jojo Rabbit” o “te metes en la calle de Edison” o “me gusta la canción de Felices los cuatro”; es totalmente innecesario. ¿Podemos hablar de cierto "deísmo"?

    Si bien es cierto que se puede prescindir de la preposición de en los casos señalados en su consulta (vi la película (de) Jojo Rabbit; te metes en la calle (de) Edison; me gusta la canción (de) Felices los cuatro), este empleo no es incorrecto, por lo que no podría hablarse de un caso de “deísmo”.

    En primer lugar, es importante recordar que los “ísmos”, como el dequeísmo o el queísmo, son fenómenos en los que la presencia de preposición o la ausencia de ésta, respectivamente, conducen a construcciones sintácticamente incorrectas, aunque comprensibles.

    El dequeísmo, por ejemplo, en la oración Ayer recordé de que el lunes es el paro nacional de mujeres, resulta inaceptable desde el punto de vista sintáctico debido a que:

    1) recordar no es un verbo preposicional; es decir, no es recordar de, como sí lo es acordarse de (me acordé de tu cumpleños, pero recordé tu cumpleaños);

    2) recordar es un verbo transitivo, por lo que requiere como complemento un objeto directo; éste nunca debe llevar preposición.

    El queísmo, en la oración Me di cuenta que no traje dinero no es recomendable puesto que la locución verbal es darse cuenta de. Ello se debe a que su constitución es VERBO (darse) + SUSTANTIVO (cuenta) + COMPLEMENTO. El complemento que sigue al sustantivo cuenta se conoce como adnominal. Todo adnominal, para poder acompañar al sustantivo, debe ir precedido de una preposición (en este caso, la preposición de). 

    En segundo lugar, tanto en el dequeísmo como en el queísmo, el complemento que sigue a que tiene estructura oracional: Ayer recordé de que el lunes es el paro nacional de mujeres o Me di cuenta que no traje dinero. En cambio, en los casos por los que nos consulta, el complemento es un sustantivo, específicamente, un nombre propio, ya sea de película, calle o canción (Jojo Rabbit, Edison o Felices los cuatro).

    Tal como señala el Diccionario de la lengua española, de la Real Academia Española (2019, en línea: www.dle.rae.es, s.v. de), la preposición de es ‘usada para determinar o fijar con mayor viveza la aplicación de un nombre apelativo. El mes de noviembre. La ciudad de Sevilla.

    Por su parte, la Nueva gramática de la lengua española, de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española (Madrid: Espasa Libros, 2009, §12.13t), consigna que es frecuente la alternancia entre “aposiciones especificativas de los tipos «A de B» y «A B», donde A es un nombre común y B un nombre propio”, tal como sucede en los casos de su consulta. Agrega la NGLE que este fenómeno es frecuente con nombres de calles, plazas y accidentes geográficos. Cuando la preposición es opcional, la presencia o la ausencia de ésta no conduce a construcciones sintácticamente incorrectas.

    Por ejemplo, en Vi la película de Jojo Rabbit, la frase nominal que funciona como objeto directo (la película de Jojo Rabbit) está formada por un sustantivo común (película) que funciona como el núcleo nominal de la frase y un complemento adnominal, que se introduce mediante la preposición (de Jojo Rabbit).

    Por su parte, en Vi la película Jojo Rabbit, el objeto directo está constituido por el núcleo nominal película acompañado de la aposición especificadora Jojo Rabbit. Recordemos que las aposiciones no requieren la presencia de preposición (por ejemplo, casa modelo; prueba piloto; hora pico; etc.).

    Por lo anterior, resultaría incorrecto llamar deísmo al fenómeno por el que nos consulta, el cual responde, como ya explicamos, a la intención de poner énfasis en el contenido expresado por el complemento en cuestión.


    Esta respuesta fue elaborada por la Comisión de Consultas de la Academia Mexicana de la Lengua.

    • • Noticias
    • • Multimedia
    • Ingresar

      Ingresar

      Usuario
      Password *
      Recordarme

    Ubicación

    Iztaccíhuatl # 10
    Colonia Florida, alcaldía Álvaro Obregón, 01030, Ciudad de México
    Conmutador: (+52 55) 5208 2526
    Correo electrónico: contacto@academia.org.mx

    La publicación de este sitio electrónico ha sido posible gracias al apoyo de:

     logo sep chlogo fproacademia