Siete poemas para esta semana. Selección de Felipe Garrido

    Lunes, 04 de mayo de 2020. - Noticias sobre: Felipe Garrido

    Un poema al día, para que quienes puedan se lo pongan encima y lo atesoren en la memoria

    Lunes

    Breve romance de ausencia

    Único amor, ya tan mío
    que va sazonando el Tiempo
    ¡qué bien nos sabe la ausencia
    cuando nos estorba el cuerpo!
    Mis manos te han olvidado
    pero mis ojos te vieron
    y cuando es amargo el mundo
    para mirarte los cierro.
    No quiero encontrarte nunca,
    que estás conmigo y no quiero
    que despedace tu vida
    lo que fabrica mi sueño.
    Como un día me la diste
    viva tu imagen poseo,
    que a diario lavan mis ojos
    con lágrimas tu recuerdo.
    Otro se fue, que no tú,
    amor que clama el silencio
    si mis brazos y mi boca
    con las palabras partieron.
    Otro es éste, que no yo,
    mudo, conforme y eterno
    como este amor, ya tan mío
    que irá conmigo muriendo.

    Nuevo amor, 1933.

    Salvador Novo (1904-1974)
    Antología 1925-1965
    Prólogo de Antonio Castro Leal
    Porrúa, México, 1979 (2ª ed.)

    Martes

    Tres canciones

    Tarde

    ¿Estaba mi Lucía
    con los pies en el arroyo?

    Tres álamos inmenso s
    y una estrella.
    El silencio mordido
    por las ranas, semeja
    una gasa pintada
    con lunaritos verdes.
    En el río,
    un árbol seco,
    ha florecido en círculos
    concéntricos.
    Y he soñado sobre las aguas
    a la morenita de Granada.


    Canción de jinete

    Córdoba.
    Lejana y sola.
    Jaca negra, luna grande,
    y aceitunas en mi alforja.
    Aunque sepa los caminos
    yo nunca llegaré a Córdoba.
    Por el llano, por el viento,
    jaca negra, luna roja.
    La muerte me está mirando
    desde las torres de Córdoba.
    ¡Ay qué camino tan largo!
    ¡Ay mi jaca valerosa!
    ¡Ay que la muerte me espera
    antes de llegar a Córdoba!
    Córdoba.
    Lejana y sola.


    Es verdad

    ¡Ay qué trabajo me cuesta
    quererte como te quiero!
    Por tu amor me duele el aire,
    el corazón
    y el sombrero.
    ¿Quién me compraría a mí,
    este cintillo que tengo
    y esta tristeza de hilo
    blanco, para hacer pañuelos?
    ¡Ay qué trabajo me cuesta
    quererte como te quiero!

    Federico García Lorca (1898-1936)
    Canciones
    Losada, Buenos Aires, 1957 (3ª ed.)

    Miércoles

    Adentro de mi vaga superficie…

    Adentro de mi vaga superficie
    se revuelve un constante movimiento;
    es el polvo que todo lo renueva,
    destruyendo.
    Adentro de la piel que me protege
    y de la carne a la que estoy nutriendo,
    hay una voz interna que me nombre;
    polvo tenso.
    Sé bien que no he escogido la materia
    de este cuerpo tenaz, pero indefenso,
    arrastro una cadena de cenizas:
    polvo eterno.
    Tal como yo han pasado las edades,
    soportando la lucha de lo interno,
    el polvo va tomando sus entrañas
    de alimento…
    ¡Humanidad, del polvo experimento!

    Guadalupe Amor (1918-2000)
    Doscientos años de poesía mexicana
    Grupo Editorial Éxodo, México, 2012

    Jueves

    Al mar

    Mientras tu canto resuena,
    yo pienso en la patria mía…
    Por sólo enterrar mi pena
    en tus orillas de arena
    vine de mi serranía.
    Vine por dejar mis males
    en tus hondos arenales…
    mas, a tu abierto horizonte,
    prefiero mi oscuro monte,
    y a tus algas, mis rosales…
    No cambio mis negras frondas
    por tus aguas de colores;
    mas vine a oír sus rumores,
    porque dicen que tus ondas
    curan los males de amores…

    María Enriqueta (1872-1968)
    Doscientos años de poesía mexicana
    Grupo Editorial Éxodo, México, 2012

    Viernes

    Invención de un mueble

    En esta mesa hecha con mis manos
    comeremos mis hijas, mi mujer y yo
    y sobre ella habrá frutos, flores,
    cartas, periódicos, vasos y ceniceros
    en tránsito constante
    escuchando nuestras conversaciones,
    los planes con los amigos,
    las inevitables riñas y todas las cosas
    a las que obliga el hecho de vivir.
    Sol y polvo caerán sobre ella,
    una copa de vino, sopa caliente,
    la marcará la huella de algún cigarro
    pero conservará su belleza pese a todo;
    como nosotros, habitará entre estos muros,
    enviudará, se mantendrá firme
    hasta que nadie vuelva a reír o a llorar sobre ella

    Rafael Vargas (1954)
    Entre estas aguas.
    Poetas del Mundo Latino 2009.
    Edición: Mario Meléndez y
    Margarito Cuéllar.
    Nota de presentación: Marco Antonio Campos
    Fotos: Pascual Borzelli Iglesias
    UANL / Secretaría de Cultura de Michoacán
    Seminario de Cultura Mexicana
    Monterrey, 2010

    Sábado

    Soledad

    La noche es larga
    cuando no estás presente.
    La lluvia, bálsamo
    que alivia el tiempo
    y la distancia que te aleja…
    El viento, Dédalo
    viajando hasta tu encuentro
    para traerme ecos
    de tu imagen somnolienta.
    Tonos de soledad
    Han pintado mis muros interiores
    y agónicos gritos
    se esparcen en el viento.
    Doliente
    corre el viento, corre el agua,
    corre mi sangre en las venas
    y mi dolor no se apaga,
    porque siento lentamente
    tu traición en las entrañas
    y en el sonido del viento
    y en el rumor del agua,
    escucho hoy todavía
    esas palabras que dañan.
    Corre el viento, corre el agua,
    corre mi sangre en las venas
    y mi dolor no se apaga,
    porque te di sin reservas
    la calidez de mi savia
    y con el filo del viento
    y con el frío del agua
    siento que se me rompe el alma.

    Lorena Páez
    Muros interiores.
    Poemas de amor y desamor
    Lorena Páez, México, 2019

    Domingo

    El gato retoza…

    El gato retoza en sombras.
    Me huele,
    se unta en mi cuerpo como un ardor,
    como un relámpago
    en el vértigo de la ausencia.
    El gato reclinado “contra la soledad” avanza.
    Cada respiración: un misterio.
    Sólo afuera, en este afuera
    donde la tarde se cumple en llamaradas,
    la otra que soy –parda
    frente al espejo de su imagen–
    camina sin mirar atrás.

    Nadia Contreras (1976)
    Cuando el cielo se derrumbe,
    El Tucán de Virginia, Dirección
    de Cultura de Torreón, 2007.

    • • Noticias
    • • Multimedia
    • Ingresar

      Ingresar

      Usuario
      Password *
      Recordarme

    Ubicación

    Iztaccíhuatl # 10
    Colonia Florida, alcaldía Álvaro Obregón, 01030, Ciudad de México
    Conmutador: (+52 55) 5208 2526
    Correo electrónico: contacto@academia.org.mx

    La publicación de este sitio electrónico ha sido posible gracias al apoyo de:

     logo sep chlogo fproacademia