"Ungüentos descubiertos por orangutanes", por Julieta Fierro

    Jueves, 16 de agosto de 2018. - Noticias sobre: Julieta Fierro Gossman

    Existen animales sorprendentes de los que podemos aprender mucho. Un ejemplo son los orangutanes. Desde hace décadas se ha observado cómo las distintas especies de primates superiores comen determinadas hojas para aliviar malestares estomacales, flores para curar el dolor de cabeza y minerales para amortiguar infecciones. Hasta ahora se ha descubierto en la selva de Borneo (una isla al sudeste de Asia) cómo un grupo de orangutanes masticaban unas hojas hasta formar una pasta que posteriormente aplicaban sobándose en zonas de su cuerpo adoloridas por inflamación. Se tiene claro, como muchas otras habilidades de los primates superiores, que es algo aprendido y se comparte en ese grupo, ya que el resto de los orangutanes de esa región no la poseen.

    Trasmitir conocimiento entre los grandes primates como los chimpancés es fundamental. Las madres deben educar al menos durante seis años a sus crías, para que puedan sobrevivir como adultos. Vale la pena mencionar que existen animales que se automedican por instinto, como algunas orugas que comen sustancias que son tóxicas para las moscas parásitas.

    Es natural que despreciemos las facultades de los animales, porque nos los comemos o destruimos su hábitat. No queda de otra, uno tiene que matar a otros seres vivientes para sobrevivir. En el caso de los mamíferos nos justificamos pensando que no sufren o no sienten, o que nuestra obvia superioridad justifica su exterminio.

    Regresando al ungüento descubierto por los orangutanes, un grupo de investigadores está analizando propiedades de la Dracaena cantleyi para eventual uso en lesiones humanas, como desinflamante y para aliviar el dolor. Podemos aprender mucho de otras especies. Sería deseable no exterminar a esta velocidad tan acelerada organismos que nos podrían ayudar a tener mejor calidad de vida, incluidos nuevos fármacos. Una manera de lograrlo es reducir la población y consumir lo menos posible, además de separar la basura para que se pueda reciclar, todo esto para ponerle menos presión al medio ambiente.

    Para leer la nota original, consulte: https://elsemanario.com/colaboradores/julieta-fierro-gossman/274763/unguentos-descubiertos-por-orangutanes/

    • • Noticias
    • • Multimedia
    • Ingresar

      Ingresar

      Usuario
      Password *
      Recordarme

    Ubicación

    Iztaccíhuatl # 10
    Colonia Florida, Del. Álvaro Obregón, 01030, Ciudad de México
    Conmutador: (+52 55) 5208 2526
    Correo electrónico: contacto@academia.org.mx

    La publicación de este sitio electrónico ha sido posible gracias al apoyo de:

    logo sep chlogo fproacademia