Minucias del lenguaje - José G. Moreno de Alba, publicadas por el FCE
ENSEÑA LA GRAMÁTICA que reflexivo es el verbo transitivo que tiene como objeto directo a su propio sujeto: "se baña". Es fácil confundir esta clase de verbos con otros, llamados pronominales por ir acompañados siempre de un pronombre objetivo (de la misma persona del verbo) que no necesariamente es su objeto directo: "me arrepiento". Véase que el carácter pronominal del verbo arrepentirse estriba en que no existe el verbo *arrepentir (sin pronombre), mientras que el carácter reflexivo de bañarse se demuestra porque se da también el verbo sin pronombre (bañar a alguien). Los complementos de muchos verbos pronominales se construyen con preposición obligatoria: "me arrepiento de mis pecados". En este caso, me no es objeto directo de arrepentir, puesto que tal verbo es intransitivo, sino que es el pronombre personal que obligatoriamente lo acompaña por tratarse de un verbo pronominal. Asimismo el complemento ("de mis pecados") va introducido por la preposición de, obligatoria por el régimen del verbo.
        Ahora bien, hay en español un pequeño grupo de verbos que no pocos hablantes confunden entre sí. Considérense los verbos acordar y acordarse, recordar y recordarse. El verbo acordar es de carácter transitivo y significa 'determinar o resolver de común acuerdo o por mayoría de votos'. El verbo acordarse, que el DRAE considera como forma reflexiva del anterior, es, a mi ver, un verbo distinto (al menos sincrónicamente), pronominal, que significa 'traer a la propia memoria, recordar'. Rige complemento con preposición ("acordarse de algo"). El verbo recordar, por su parte, es transitivo y significa 'traer a la memoria una cosa'. Como transitivo que es, tiene complemento directo (sin preposición), a no ser que se trate de una persona y en tal caso va introducido por la preposición a: "recuerdo ese poema", "recuerdo a mi padre".
        Es necesario señalar que el verbo recordar, según la gramática, sólo puede convertirse en reflexivo cuando el objeto directo es el sujeto; así en "yo me recuerdo" lo que el hablante está diciendo es que se trae a sí mismo a la memoria, lo que ciertamente es posible: "me recuerdo de pequeño jugando con mi hermano". Lo que no es posible es hacer uso de recordar como pronominal (con o sin complemento prepositivo) y menos aún, con complemento directo, empleo frecuente en el español mexicano: *"me recuerdo (ese poema)". Lo que a mi ver sucede es un cruce entre los verbos recordar y acordarse, el segundo de los cuales, indebidamente, transmitió a recordar su carácter pronominal.

Comparte este artículo

La publicación de este sitio electrónico es posible gracias al apoyo de:

Donceles #66,
Centro Histórico,
alcaldía Cuauhtémoc,
Ciudad de México,
06010.

(+52)55 5208 2526
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

® 2022 Academia Mexicana de la Lengua