Minucias del lenguaje - José G. Moreno de Alba, publicadas por el FCE
HACE ALGÚN TIEMPO que, en boca de políticos del más alto rango, se oía que México es un "país viable". Me pregunto si el adjetivo viable puede o no aplicarse con propiedad a un sustantivo como país. Viable es uno de los raros adjetivos terminados en -ble que no proceden de un verbo.
        El sufijo -able (o -ible) da lugar a adjetivos derivados de un verbo y denotan que al referente semántico del sustantivo al que modifican puede o debe aplicársele lo significado por el verbo primitivo (alabable: 'que puede o debe alabarse'); o, más simplemente, denotan 'capacidad, aptitud'. De su significado se desprende que la mayoría de los adjetivos en -able tengan sentido pasivo; hay empero excepciones: agradable, desagradable, responsable, variable, etcétera.
        Ante todo conviene señalar que, según los diccionarios, viable es un evidente galicismo. En español puede tener, al menos, tres sentidos. El primero sería: 'camino por donde se puede transitar, transitable' ("esa carretera es viable"); con esta significación se le hace proceder del francés viable, y éste del bajo latín viabilis (de via, 'camino'). La segunda acepción de viable en español tiene que ver, nuevamente, con el francés, en este caso viable (de vie, 'vida'): 'que puede vivir' (se aplica en particular a las criaturas que, nacidas o no a tiempo, salen a la luz con robustez suficiente para seguir viviendo). Finalmente, el tercer sentido de viable en nuestra lengua es de carácter figurado y puede tener su origen en cualquiera de las dos acepciones anteriores: 'dícese del asunto que, por sus circunstancias, tiene probabilidades de poder llevarse a cabo'.
        Ahora bien, a mi juicio, el galicismo viable, aplicado a un sustantivo como país, no manifiesta estrictamente ninguna de las tres significaciones. La primera, relacionada con el latín via, es imposible, pues se estaría diciendo algo así como que México es transitable. Tampoco la segunda, pues se trata de un sentido muy preciso; quizá, allá a principios del siglo XIX, podría haberse dicho, figuradamente, que México era un país viable, en cuanto que, recién nacido a la vida independiente, tenía bastante fuerza para sobrevivir.
        Hoy, me parece, no podría justificarse el uso de viable con esa significación. Quizá la acepción que menos mal cuadre con la expresión "país viable" sería la tercera: 'asunto que tiene visos de poder realizarse'.
        Sigo dudando empero de que, en sentido estricto, un país (México) pueda o deba concebirse como un 'asunto realizable'. Tal vez fuera más claro aplicar el adjetivo viable, en el contexto que se está discutiendo, a un sustantivo como proyecto o idea (de país): "el proyecto o idea de país que tenemos los mexicanos es viable".

Comparte este artículo

La publicación de este sitio electrónico es posible gracias al apoyo de:

Donceles #66,
Centro Histórico,
alcaldía Cuauhtémoc,
Ciudad de México,
06010.

(+52)55 5208 2526
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

® 2022 Academia Mexicana de la Lengua