Bazar de asombros: "Letras en la Mar", por Hugo Gutiérrez Vega

Domingo, 17 de mayo de 2015

Diana Bracho y Hugo Gutiérrez Vega
Foto: La Jornada Semanal

Hace unos días culminaron en Puerto Vallarta las quintas jornadas de Letras en la Mar. Tengo la impresión de que estos actos poéticos cuentan ya con un considerable apoyo popular. Puede decirse que han logrado una implantación social que los convierte en un evento anual que forma parte de la vida cultural de la ciudad. Los vallartenses esperan la llegada de las jornadas y los poetas se entusiasman con la idea de participar en ellas y de establecer una hermosa comunicación con las distintas clases sociales del puerto jalisciense. Y digo esto porque los recitales se celebran en locales universitarios, en salas de conferencias, en hoteles de lujo, en la escuela preparatoria, en escuelas primarias, en la benemérita biblioteca Los Mangos y en el mercado de la ciudad en donde las y los poetas leen en medio de robustas cebollas y de lustrosos jitomates. Letras en las Mar se ha consolidado y convertido en un festival de poesía de nivel mundial, pues este año vinieron poetas de Uruguay, España, Suecia, Polonia, Francia, Canada y varios puntos de la República Mexicana.

Tengo muy presente el poema del uruguayo Jorge Arbeleche que canta el amor y la muerte en la vida de Federico García Lorca. La sueca Mara Lee leyó una poesía reflexiva y profunda; la polaca Cristina Lenkovska nos trajo un homenaje a Chopin, como músico y héroe de la cultura de Polonia; el español Rafael Saravia, radicado en León, compañero y amigo de Antonio Gamoneda, leyó un emotivo poema sobre la vida y los trabajos de una notable figura materna; Bernard Pozier e Isabel Corteau trajeron la voz de Quebec, meditativa en el caso de Isabel, humorística en el de Bernard.

La poeta homenajeada en estas jornadas fue la mexicana Coral Bracho. Todos coincidimos en que la tensión espiritual de su poesía es un dato fundamental de su trabajo. El dominio de la forma, la acertada selección de las palabras y el poder evocador de sus metáforas, la han convertido en una de las voces principales de la poesía en lengua castellana.

La actriz Diana Bracho leyó poemas de su autoría llenos de finura y de palpitante sensibilidad. Jorge Souza presentó su último libro en el que brilla la epopeya de lo cotidiano, la grandeza oculta de las cosas aparentemente sencillas e irrelevantes. Selene Bueno leyó poemas de gran fuerza evocadora de las distintas etapas de su trayectoria literaria; Carmen Villoro nuevamente nos hizo viajar por los caminos de todos los días y por los vericuetos del alma, de la vida y de esa parte de la vida que se llama muerte.

Los poetas vallartenses sorprendieron con su madurez creativa y su variedad de temas y de tonos; Nacho Cadena mezcló humor con melancolía; Ramón Domínguez leyó textos de su libro sobre el Vesubio y colocó, como Gustavo Adolfo Bécquer, "sobre el volcán la flor"; Karina Macías reflexionó sobre el ser de la poesía y sobre las razones de su quehacer poético. Los jóvenes poetas de Guadalajara, Mariana Pérez Villoro, Gustavo Iñiguez y Álvaro Luquin aportaron originalidad y búsqueda de nuevas formas en el caso de Mariana, afirmación de la perdurabilidad de la poesía en el de Gustavo y las relaciones entre el rock duro y los personajes de actual olimpismo de parte de Álvaro.

Fue emocionante el acto en el mercado: Lucinda María Ruiz Posada, Carmen Villoro, Selene Bueno, Rafael Saravia y otros poetas se situaron en los puestos de frutas, verduras y pollos y leyeron poemas propios, de González León, de Placencia y de Pellicer. Lograron una emocionante comunión con los puesteros y los compradores. Lo mismo hicieron con los niños de las primarias y con los jóvenes de la preparatoria en donde se presentaron los dos primeros libros de la colección Letras para volar, dirigida por Patricia Rosas y por Margarita Franco Gordo. Esta colección va a producir 300 mil libros de poesía, narrativa y ensayo que se distribuirán gratuitamente entre los estudiantes de las prepas de la Universidad de Guadalajara.

Un punto entrañable de las jornadas fue la celebración de los ochenta años de Fernando del Paso. El pueblo de Vallarta le cantó "Las mañanitas", le llevó serenata y le mostró su respeto y admiración. El gran novelista, cuya salud va mejorando, agradeció los homenajes atento y emocionado.

Ahora Puerto Vallarta espera las sextas jornadas de Letras en la Mar. El rector del CU Costa, Marco Antonio Cortes Guardado, Alejandro Sánchez, Víctor Boga, Abel Villa, Nacho Cadena, María José Zorrilla, Sergio Toledano, Enrique Carothers y todos los organizadores y patrocinadores tienen ya la vista puesta en la primavera del año entrante.
Para leer la nota original, visite: http://www.jornada.unam.mx/2015/05/17/sem-bazar.html


Comparte esta noticia

La publicación de este sitio electrónico es posible gracias al apoyo de:

Donceles #66,
Centro Histórico,
alcaldía Cuauhtémoc,
Ciudad de México,
06010.

(+52)55 5208 2526
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

® 2022 Academia Mexicana de la Lengua