Consultas

¿Cuál es el origen de la palabra tinaco?

Aunque popularmente se cree que la palabra tinaco, ‘depósito grande, cilíndrico y muy profundo que se usa para almacenar agua, generalmente colocado en las azoteas de las casas y edificios’, proviene del nombre de una compañía estadounidense llamada Tin & Co., lo más probable es que provenga de la voz tina más el sufijo -aco.

Esta palabra se usó en la Nueva España desde el siglo XVIII con el significado de ‘gran contenedor de agua’, y luego, en el siglo XIX, ya se empleaba con su sentido actual. Asimismo, es posible que la terminación -aco esté relacionada con el término náhuatl ahco, que significa ‘arriba’ o ‘en lo alto’, considerando que tinaco es voz americana y también que los tinacos se encuentran en la parte superior de una casa, por lo general, en la azotea, en un tapanco o un techo. Entonces podría ser en origen una palabra híbrida, español-náhuatl, que significaría ‘la tina en lo alto’, o ‘la tina en el techo’.

Sin embargo, lo que podría ser correcto es que la palabra tinaco, con el sentido de ‘bote de basura’, usada así en Panamá y el norte de Colombia, sí provenga de Tin & Co, dado que en esta región es una marca popular de contenedores cilíndricos de basura, hechos de hojalata o estañados. Entonces, es probable que se empleara el nombre de la marca o del productor para referirse al producto.



Esta respuesta fue elaborada por la Comisión de Consultas de la Academia Mexicana de la Lengua.

Más consultas

Fusteque y zoquete


¿Qué significan fusteque y zoquete?
Ver más

Pretérito imperfecto de subjuntivo


¿El pretérito imperfecto de subjuntivo tiene dos paradigmas de conjugación?
Ver más

Por el otorgamiento de crédito


¿Qué significados tiene la frase por el otorgamiento de crédito?
Ver más

La publicación de este sitio electrónico es posible gracias al apoyo de:

Donceles #66,
Centro Histórico,
alcaldía Cuauhtémoc,
Ciudad de México,
06010.

(+52)55 5208 2526
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

® 2022 Academia Mexicana de la Lengua